Igualada desigualdad entre Barcelona y el Real Madrid

La ocasión lo requería. Finalmente si hubo partido. Los 11 hombres de Zidane se habían dispuesto hacer un encuentro intenso esta vez de más de 30 minutos después de lo ocurrido en Valencia.  Los blancos sacaban un 4-3-3 con Isco acompañando a Karim Benzema y el Real  Madrid dominó Barcelona durante casi todo el partido pero sin gol. 

El centro del campo del Madrid tomó los mandos del partido ante la ausencia de Busquets. Bien fuese por fiebre, según la información extraoficial, bien fuese por decisión técnica y error en la alineación. Cualquiera que fuera la opción real el Barcelona se encontraba sin brújula que les diera con el norte. En el Madrid sin embargo sobraba músculo y control en el Real Madrid.

La presión intensa y muy adelantada del Madrid complicaba al Barcelona la salida del balón. Así muchos balones se complicaban y se perdían, para encontrarse en los pies casi siempre de Fede Valverde, Casemiro o Toni Kroos. Nuevamente Valverde omnipresente y definiendo a la perfección lo que es un Box-to-box robando balones y contando con 3 disparos de muy alto peligro. Las llegadas del Madrid se sucedieron una y otra vez, pero el gol no llegaba.  El Barcelona podía dar gracias de llegar empatados a 0 al descanso. 

La segunda parte hasta el minuto 70 fue una continuación de la primera. Fue en ese preciso minuto cuando Fede Valverde mostró signos de humanidad, viéndosele cansado. En este momento el Barcelona empezó a gozar de ocasiones a la contra.  Casi todas pasando por botas de Leo Messi, convirtiendo el final en un final de infarto en que el gol podía llegar por ambos lados. Pero no llegó.

Ninguno de los dos equipos fueron capaces de convertir sus ocasiones. No obstante de este encuentro el gran beneficiado es el Real Madrid que saca un empate del Camp Nou y presenta unas sensaciones muy lejanas a las de la pasada temporada o alas del inicio de esta presente, donde nadie, probablemente ni los propios jugadores, se veían en una situación tan buena como la actual.

Quedará para otra ocasión la decisión de quien está mejor en LaLiga. Si el Real Madrid venido a más pero que va y viene en su acierto de cara al gol. O el Barcelona que, al menos el día de hoy, apenas contó con Leo Messi como única opción de peligro real.

¡Comparte con tus amigos y familia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *